Resoluciones de comienzo de año

on 3 de enero de 2013
Nunca hasta ahora había entrado en la dinámica de suponer que sería capaz de mantener un propósito cualquiera, por el mero hecho de que comienza un nuevo año. Eso de aunar con el calendario lo que está apenas vinculado a la voluntad, no parece una decisión que esté destinada al éxito; aunque a primera vista pudiera presentarse como oportuna. Hay un dicho que de tan manoseado, terminó careciendo de sentido: "Nunca es tarde si la dicha llega", que fuera editado en variantes sin sentido que rulan por ahí; y yo me propongo varias cosas, porque nunca es tarde para dar un primer paso.
1) Me propongo dejar de fumar, y no por una empatía repentina con mi organismo, ya que después de 45 años fumando, seguramente el daño ya está hecho; y una suspensión repentina de este hábito tan placentero como insano, no habrá de proporcionarme una salud de hierro. El caso es que soy consciente de la hipocresía de los sucesivos gobiernos, que no se atreven a prohibir el consumo de tabaco, pensando en el elevado porcentaje de impuestos que recaudan (casi las 3/4 partes de su precio); y se limitan a demonizar a los fumadores y a promover risibles campañas de acojone en las cajetillas y petacas de picadura para salvar la cara y hacer creer que luchan por la salud de los ciudadanos. Si les importara la salud de los ciudadanos, no habría recortes en sanidad y se crearían los mismos brutales impuestos para mucha de la basura que comen nuestros niños y mayores poco informados del mundillo de los lípidos. O sea, que me dispongo a legislar en un ámbito privado, el de la voluntad. No oculto que voy a echar de menos esas pausas malolientes y gustosas; pero la determinación de no contribuir con mis impuestos a la farsa legislativa de quienes NO NOS REPRESENTAN (y más sobre aquello que no me resulta imprescindible), me da el motivo que necesitaba.

2)No volveré a jugar a ningún juego de loterías, porque el gravamen a partir de este año a la última esperanza de los desposeídos me parece, por lo menos, reprobable.

3) Ayudaré a un compañero de fatigas (Osvaldo Michelon) que ha emprendido una causa para luchar contra la obligatoriedad impuesta, de tener una cuenta bancaria, y ponernos así, a tiro de los abusos de la banca en comisiones, errores siempre en un mismo sentido (el que les beneficia) y demás lindezas de esa casta sobreprotegida, que puede fracasar tranquilamente en sus aventuras, sabiendo que seremos obligados (no se sabe a santo de qué) de sacarles las castañas del fuego, para que se las lleven calentitas. Os pido vuestra ayuda para este propósito; para que consideréis si os sumaríais a la iniciativa, tras leer el texto de la campaña en esta dirección: 

4 comentarios:

Reyes dijo...

Me apunto!!!! Pero dígame cómo entrar al enlace.

Bernardo Lino de la Cruz dijo...

Ya está solucionado Reyes, sólo es cuestión de clicar sobre la dirección que he convertido en enlace.

Resquicios dijo...

Certero y brillante.
Podría adoptar sus tres propuestas de inicio de año como propias, pues tras leerlas la sangre hierve y el pelo humea.
Soy una yonki del tabaco - moderada en la cantidad, pero no en la necesidad de ella- pero muchas son las ocasiones en que he pensado como usted que los gobiernos son hipócritas y veletas: siguen proporcionando la droga y al mismo tiempo tratan de lavar imagen de sus actos de cara a un público de inteligencia cómoda.
También juego a la lotería (lo tengo todo, oiga) y no entiendo esta última medid , que al igual que a usted me ha enojado. Por qué no quitar el dinero antes disminuyendo la cuantía a percibir. Acaso se pretende demostrar de manera ejemplarizante lo justo de ciertos impuestos a los nuevos ricos (2500 € hoy en día es riqueza) y de ser así; cómo no sufrir tics nerviosos incontrolables cuando las noticias que nos bombardean a diario demuestran la existencia de una casta privilegiada e intocable ajena a las normas que rigen las amargadas vidas de los demás.

Como yonki confesa no puedo secundar su primera propuesta (sé que usted no lo ha solicitado pero tras leerle a una le apetecería) aunque las continuas subidas de precio me van acercando a la determinación que le mueve a usted en este momento.

Como soñadora con visión lutherkingiana, pasaré de ser jugadora habitual a eventual.

Por último comunicarle que secundo - por creencia y por tener el ego repleto de costras- a pies “puntillas” la propuesta del Sr. Michelon.
Besos

Verae dijo...

Yo nunca me hago propósitos, para no tener que incumplirlos.
Dejar de fumar por joder al estado supondría que algún inocente tendría que pagar mis desquicios, y esto sí que no lo puedo consentir. Pero coincido con Ud.en que deberían controlar, más y mejor, toda esa basura que nos permiten comer.

Ya he firmado la propuesta del Sr. Osvaldo. Últimamente he firmado tantas peticiones que me está saliendo un callo en el índice. Algo va muy, pero que muy, mal.

Le dejo un beso Bernardo.

PD: ¿de verdad va a dejar de fumar, o lo ha dicho para hacer más larga la entrada?