In memoriam

on 27 de mayo de 2012

Hoy me he enterado de la muerte de mi tío Lino Bernardo Michelon; es poco probable que haya habido muchas figuras así en el ancho mundo de los sobrinos. Estar en su presencia era ya una fiesta, en la que él, tanto te divertía y enseñaba, como te ponía en tu sitio con una burla ingeniosa. Si encima de esto, el tío en cuestión era el patrón de una pequeña barca de recreo y le gustaba más el aire libre que a nadie, la idolatría estaba asegurada. Hice tanto el indio en su compañía, que evidentemente algo tenía que quedarme como rasgo ya de adulto.
Te puedes bajar de la ira, subirte a una esperanza o moderar en la alegría; pero no hay quien pueda esconderse de la pena cuando decide visitarte, ni hacer otra cosa que sufrir en su presencia. 
Este grandullón moreno y vivaz, es el penúltimo personaje que queda de mi infancia, y si utilizo el presente, es porque estará conmigo mientras dure mi pesar. Pasará luego como siempre, que terminamos olvidando, sumidos en nuestros problemas. Ahora somos nosotros los mayores, y esta orfandad en que nos dejan quienes animaron nuestro mundo infantil, nos hace cambiar la perspectiva. Somos los próximos, y nadie podrá remediarlo; por eso, más que nunca, tengamos nuestro jardín en orden, haciendo que cada estación dé lo máximo de sí, sabiendo que pudiera ser la última.

10 comentarios:

Pombolita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pombolita dijo...

Creemos estar preparados para algunas cosas, creemos ser adultos, pero a veces la vida, y la muerte, te devuelven a los siete años y te sientes dolorosamente huérfano, vulnerable...
Un abrazo.

Reyes dijo...

Lo siento.
Qué bien escribe usted,por cierto.
Qué pena que en este jardincito no nos dé tiempo a quedarnos mucho para conocer a tanta gente deseable.
Besos.

tequila dijo...

Ciertamente lo tenía todo: ingenio, barca y buen ánimo.
Hay personas especiales que nos marcan la vida y nunca nos abandonan: nunca.
Me hizo pensar sobre el "ser mayor" y ese irnos quedando solos, perdiendo a nuestros seres queridos me apena...
Mis más sinceras condolencias y mi respeto y admiración por ese par de triples mortales que tan bien ha dibujado con su pluma.
Besos

VeraE dijo...

Ésto, también pasará, querido, sin duda su tío preferiría verle canturreando por el jardín, mimando sus flores como sólo Ud. sabe hacerlo.

BsoTTT.

Sole dijo...

Es muy oportuno que, de vez en cuando, alguien nos recuerde que nuestra existencia se compone de:

DÍAS PRESTADOS

Qué se puede hacer
cuando uno observa la orquídea
y piensa en cómo su delicada belleza anuncia
un hecho más profundo:
su deterioro,
o contempla el vuelo
de las aves
y tras ellas intuye
la detonación de los cartuchos.

La insistente presencia del tiempo
recordándonos
que estamos aquí de prestado.


Pablo Casares.

bSöS.

Fratello Argento dijo...

Amigo de la Cruz:
Aunque es dificil separanos de la tristeza cuando algo tan fuerte nos golpea, deberíamos reemplazar ese sentimiento, pensando en aquello que quien ha partido nos dejó como recuerdo. Desde América deseo apostar a la alegría, recordando los versos de Dn Hamlet Lima Quintana, GENTE NECESARIA:

Hay gente que con sólo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales.
Que con sólo sonreir entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas
y nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente que con sólo dar la mano
rompe la soledad, pone la mesa, sirve el puchero, coloca guirnaldas
Que con sólo empuñar una guitarra, hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con sólo abrir la boca
llega hasta los confines del alma,
alimenta una flor, inventa sueños, hace cantar el vino en las tinajas
y se queda después, como si nada.

Y uno se vá de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria,
pués sabe que a la vuelta de la esquina,
hay gente que es así...tan necesaria.

iliamehoy dijo...

Caen los resortes en los que sustentamos nuestros pasos, y gran parte de lo que somos...el vacío se instala, la tristeza, profunda, nos abarca.
Surge acaso el miedo de la certeza, no hay vuelta atrás...esto no para.
Por eso me enrolo en la esperanza, le pido a la tristeza que no sea una mala compañía, ni eterna....y espero paciente, el acecho de una moderada alegría.
Hoy, guardo mi sonrisa.

Laura M.Michelon dijo...

Querido prímulo, nos vamos quedando sin las presencias y nos llenamos de historias. Me será dificil que la tristeza me abandone por lo menos por un tiempo. Ojalá pueda trasmitir a mi hija algo de lo que aquel eterno muchacho pregonaba. Agradezco infinitamente tus palabras. Te dejo un beso

Hugo Cordero dijo...

No te conozco, solo por relatos de la familia. Yo soy el yerno de Lino, y agradezco tus palabras , son muy sentidas. Hace muchos años que mi relacion con el se fue estrechando, cada uno fue cediendo en sus egos y vanidades y potenciamos las coincidencias. Terminamos siendo complices en muchas cosas, teniamos mas puntos de contacto que de separacion. Creo que se fue en paz con todo y todos lo que el que queria. Una parte de sus cenizas ya reposan en el nacimiento del rio Limay, como el queria y tuve el orgullo de poder cumplirlo. Un abrazo